Liceo Experimental Bilingüe de Grecia

Codigo presupuestario: 
4030
Condicion: 
Circuito escolar: 
Provincia: 
Cantón: 
Dirección: 
Grecia, San Roque, Barrio Latino, costado suroeste cancha de fútbol
Director: 
Alí Antonio Sibaja Sibaja
Foto_director: 
Telefono: 
2444-1220
Fax: 
NULL
Reseña historica: 
MEMORIA Elaborado por: Lic. Arturo González M. Agosto de 2004 LICEO EXPERIMENTAL BILINGÜE DE GRECIA Reseña El Programa para el Mejoramiento de la Educación Secundaria Académica (PROMESA), inició en 1995 un proyecto experimental bilingüe, para incorporar en la oferta de la educación secundaria académica, una institución donde, además de una educación académica de calidad, se ofreciera también el dominio de una segunda lengua (el inglés en este caso), formación en computación, administración de empresas, reforzado esto con un espacio para el desarrollo de una orientación vocacional; con el propósito de ofrecer a la población estudiantil del cantón, la oportunidad de prepararse de manera competitiva, proyectando esta como una opción específica para alumnos con cualidades sobresalientes para la vida académica, que pudieran enfrentar con éxito las exigencias, la competitividad y los retos que planteaban los ya vislumbrados procesos globalizadores de nuestro mundo moderno. De esta forma, el 1º de febrero de 1995, la Corporación Municipal de Grecia, nombró una Comisión Educativa que contó con el apoyo del entonces diputado, el profesor Manuel Antonio Barrantes. Esta comisión se dio a la tarea de presentar un proyecto incluyendo aspectos novedosos de administración curricular y administración institucional, para crear un colegio con características especiales. El Consejo Superior de Educación aprueba la creación del Liceo Experimental Bilingüe de Grecia, con la meta de cerrar la brecha de calidad existente entre la educación privada y la educación estatal. Parte de este proyecto se centra en la búsqueda de la excelencia académica, la labor de equipo, la actitud crítica, el clima de las buenas relaciones humanas, la constante investigación y la proyección de sus logros. Desde su creación, el LEBG ha alcanzado muchas de sus metas. Sus egresados han salido a las universidades con formación que les ha permitido ser competitivos en el mundo globalizado de hoy, alcanzando así las metas planteadas con la instauración de esta modalidad. Actualmente, muchos de ellos están terminando sus estudios universitarios de manera exitosa, y otros han tenido la oportunidad de salir becados a instituciones dentro y fuera del país para alcanzar mejor formación. El Liceo Experimental Bilingüe de Grecia, ha participado exitosamente en las Olimpiadas Nacionales de Matemática, Física y Química; asimismo en concursos de arte, música, teatro y deportes. Gracias al dominio del idioma inglés, la actitud disciplinaria y la formación académica, el Liceo Experimental Bilingüe de Grecia ha participado en cinco ocasiones en el Campamento Espacial de la NASA, con estudiantes y docentes que han representado no sólo nuestra institución, sino al país y al área latinoamericana en dicha actividad. Asimismo, sus estudiantes y docentes han participado anualmente en intercambios internacionales para el fomento de la experiencia intercultural y la práctica del idioma inglés. Desde su primera generación, los estudiantes del Liceo Experimental Bilingüe de Grecia han obtenido excelentes resultados en sus pruebas de III ciclo y de Bachillerato, superando considerablemente la media nacional, lo cual, consecuentemente nos desafía a mantener una alerta decidida al rendimiento académico, para promover el desarrollo del modelo curricular y el sostenimiento de la calidad de una manera constante. El año 2004, los resultados obtenidos fueron del cien por ciento (100%) en ambas pruebas, y como consecuencia ha ubicado a este liceo entre las 3 instituciones que rindieron los mejores resultados del país. En el año 2005, un estudio realizado por la División de control de Calidad y Macro-evaluación Educativa del Ministerio de Educación Pública, cuyos resultados fueron publicados en la prensa, revelan que la modalidad estatal que ha alcanzado mejores resultados en las pruebas de conclusión del tercer ciclo y bachillerato en los últimos 5 años es la modalidad Experimental Bilingüe, y de estas instituciones, el liceo de Grecia es el que ha logrado el mejor rendimiento. La participación del Liceo Experimental Bilingüe de Grecia en los torneos de Prometeo y Antorcha son una oportunidad más para proyectar el trabajo que desarrolla esta institución en el Barrio Latino de Grecia, promoviendo –con mucho orgullo- el esfuerzo y la dedicación de sus estudiantes y cuerpo docente, haciendo eco del lema de la institución: el futuro es nuestro. MEMORIA El Liceo Experimental Bilingüe de Grecia inició sus funciones en el año 1995 en un pequeño pabellón de la Escuela Simón Bolívar, quienes abrieron su casa para albergar esta naciente institución. Como muestra de gratitud, la institución acuerda establecer como uniforme distintivo de sus estudiantes, el que una vez utilizara la Escuela Simón Bolívar, pantalón/enagua, camisa/blusa color caqui, con corbata para los hombres o una especie de corbatín largo para las mujeres, en color verde olivo. Se inició con cuatro grupos de sétimo año y un total de casi cien alumnos, para lo cual se usaban cuatro aulas del frente oeste de la escuela y una pequeña oficina donde se ubicó la dirección, secretaría, orientación y conserjería del nuevo liceo. Ese 1995 fue un año de mucho aprender. El personal completo fue el equipo que impulsó una nueva mentalidad en la comunicad respecto a la formación de calidad que la institución pretendía brindar en su oferta educativa. Los padres de familia aceptaron el reto y abrazaron lo que fuera originalmente un proyecto; su esfuerzo y apoyo incondicional sacó adelante la institución. Todas las partes: personal, padres de familia y estudiantes, se dieron a la tarea de capacitarse y de ser como un solo hombre, luchando por alcanzar las mismas metas y para hacer realidad los mismos sueños. Decimos sueños, porque todo era parte de una bella historia que se nos había contado, y que, como inocentes niños, nos atrevimos a creer. Este año se conformó la identidad Experimental y se forjó la faceta Bilingüe, que mostró – junto al resto de particularidades del currículo – que esta era una institución diferente, atractiva, eficaz y que, sobre todo, respondía a los principios e ideales por los cuales había surgido. Muchas personas calaron fuertemente en pro de la subsistencia del LEBG: doña Hilda Quesada y su esposo don Guido González, don José y doña Ileana de Elizondo, don Osvaldo Murillo y muchos más. A unos les ha tocado sostener vivo el liceo, a otros proveer la tierra, a otros construir la casa, a otros hacerla un mejor lugar para habitar, para aprender, para vivir. Comprometidos con la comunidad y con los hogares representados en su población estudiantil, el LEBG deja las instalaciones de la Escuela Simón Bolívar a fines del año 1995 y recurre a la Iglesia Cristiana Asambleas de Dios “La Cosecha Mundial”, en las inmediaciones del Balneario Tropical, en Grecia Centro. Se le abren las puertas de ese plantel, que cuenta con unas instalaciones muy cómodas en la parte posterior del templo, con todos los servicios que la institución requería. Ahí laboró el curso lectivo 1996. Posteriormente, dado que la institución avanzaba, se hace necesario buscar otro lugar más grande para laborar. En 1997, la Cooperativa Victoria le facilita al LEBG unas instalaciones frente a la plaza de esa localidad, cuya capacidad no fue suficiente, sino que se completó con el salón de la Pastoral, que le tocó estrenar, luego de muchas conversaciones con las autoridades correspondientes de la Iglesia Católica de Grecia. Ahí, a duras penas, el personal pudo realizar su trabajo, fuera dando lecciones bajo un árbol de cas, en la gradería de la plaza de fútbol, en las bancas de una soda o en cualquier otro sitio que sirviera para reunir a los estudiantes y guiarles al forjamiento de su futuro mediante la adquisición del conocimiento y el desarrollo de sus habilidades y destrezas. En el transcurso de todo ese año, el cuerpo docente, administrativo y la Junta Administrativa se plantean la necesidad de construir un plantel educativo propio. Ya no se podía dar más largas al asunto, pues ya se tenía sétimo, octavo y noveno nivel. Tampoco había locales en la comunidad tan grandes como para albergar momentáneamente la institución. Por esta razón, se emprende la búsqueda de un terreno para construir la planta física del LEBG, por que el LEBG ya tenía un lugar en la comunidad, uno muy respetado y también peleado, por que todos los padres de alumnos de sexto grado querían que sus hijos ingresaran al LEBG. No es sino hasta finales de 1997 que surge la posibilidad de comprar una parte de un cafetal en Barrio Latino, cerca de la plaza de deportes. Don Álvaro Suárez, el dueño del cafetal, aceptó segregarlo para venderlo y construir la planta física del LEBG. Con mucho esfuerzo y voluntad política, se adquiere la propiedad y se planta la primera piedra, que se realizó con un desfile por los alrededores del Barrio Latino, con la Banda del colegio y todos sus estudiantes, personal y padres de familia. Fue una ocasión muy significativa para quienes tuvieron que ir de aquí para allá con el liceo. Sobre todo, don Luis Molina –el conserje- le daba gracias a Dios por que al fin podría establecerse en algo propio. Don Víctor Ml. Araya, director entonces del LEBG, plantó la primera piedra simbólicamente junto con don Guido González y don German Navarro Tosi, Gerente del Programa para el Mejoramiento de la Educación Secundaria del MEP y “papá” de los Liceos Experimentales del país. Ese fin y principio del siguiente año fue “de locos”, por que había que construir el edificio para los cuatro niveles que ingresarían en marzo de 1998, lo cual no fue posible en su totalidad. Se obtuvo una donación del gobierno de Canadá que consistió en material prefabricado para levantar las paredes de un pabellón. Ese material originalmente había sido destinado para un proyecto de casas de interés social en Sucre de San Carlos, pero fue desechado por no cumplir con los requisitos técnicos del Colegio de Ingenieros. Por tal razón, se aprovechó la oportunidad y se levantaron las paredes de las primeras cinco aulas del LEBG, sin puertas, ni ventanas, ni cielo razo, ni electricidad; dándosele una vida útil de cinco a siete años. A partir de ese momento, se sobreviene una cantidad de vicisitudes que “pusieron a correr” más de una vez a todo el mundo pues las necesidades eran muchísimas. Había muchísimo polvo o barro. Se tuvo que pedir prestadas unas aulas al Catecismo del Barrio para ubicar ahí dos grupos, lo que provocó muchos problemas, pero al final se logró la meta. Mientras tanto, ese año cuatro grupos tuvieron que recibir lecciones en los pasillos de los servicios sanitarios de los dos pabellones con que ya contaba la institución. El segundo pabellón que se logró construir fue una donación del gobierno de España, el cual también quedó inconcluso, pero que alivió la ubicación de otros cinco grupos. Los trámites de construcción no acabaron allí. Pronto se estaría construyendo lo que hoy es el primer pabellón, cerca de la oficina del liceo. Se construyeron primeramente dos aulas y la batería de servicios sanitarios. Un año después se completaría el pabellón con las tres aulas faltantes. Así, a fines de 1999 ya se contaba con una planta física relativamente suficiente para el momento, pero insuficiente para cubrir todas las necesidades de la modalidad. Ahí no se detuvo la construcción de la planta física, pero tampoco terminó la conformación de la identidad de esta institución. Ahora, se valoran los tiempos de crisis como oportunidades para superarse, para hacerse más fuertes y valientes, y para recordar que ayer otros plantaron lo que hoy se disfruta en el LEBG, pero igualmente hoy se edifica el LEBG del mañana. Esta ha sido una lucha por conseguir un sueño. Fue esbozado por personas visionarias, que pudieron ver más allá del hoy comprometiéndose en la misión de construir un centro educativo que le proveyera a sus estudiantes una esperanza de un futuro mejor, que les ayude a superar sus condiciones personales y familiares, y hacer del suyo y del nuestro, un mundo con más equidad. Le corresponde a cada nueva generación de estudiantes, padres de familia y de docentes no olvidar el trayecto que ha vivido el LEBG para llegar donde está: en un lugar de preeminencia a nivel nacional en el ámbito académico en general, sin importar las necesidades o condiciones, y sin poner como excusa lo que no se tiene. Todo esto tiene un gran significado en este 2006: es la versión palpable de un pueblo deseoso de superación y con esperanzas de un futuro mejor para sus hijos, visión que no se debe perder. 2.11. Filosofía Institucional:  FILOSOFIA: Ante la enorme crisis de valores que afecta a la sociedad costarricense y a la humanidad en general, este centro educativo pretende formar al educando dentro de una cultura humanista y de valores, con la finalidad de que puedan convivir en una sociedad democrática, conscientes de sus deberes y respetuosos de los derechos ajenos, tomando en cuenta el principio de solidaridad y colaboración con sus semejantes. a) VISION: EDUCAR PARA LOGRAR UNA CULTURA DE VALORES a) MISION: - Promover el fortalecimiento de los valores humanos, sociales, morales, espirituales, cívicos, y de protección al medio ambiente. - Formar individuos responsables de sus actuaciones, críticos de la realidad mundial y nacional, capaces de aportar soluciones a los problemas y necesidades de esta sociedad. - Incitar al educando para que proyecte a la comunidad, los valores vividos y los utilice en la solución de los conflictos cotidianos. Procurar que el Personal del Centro Educativo predique los valores con el ejemplo. - Formar ciudadanos conscientes de sus deberes, de sus derechos y de sus libertades fundamentales, con un alto grado de solidaridad y de comprensión humana. 2.12 Nombre del director (a) de la Institución: MSc. Alí Antonio Sibaja Sibaja
Estandarte_foto: