Instituto de Alajuela y Colegio Nocturno Miguel Obregón inician renovación total

Autor: Presidencia de la República

Techos, paredes y cielorrasos deteriorados; servicios sanitarios convertidos en aulas y espacios de encuentro estudiantil y deporte como la soda, la plazoleta, el gimnasio o las inmediaciones de la piscina, notoriamente desgastados tras décadas al servicio de la comunidad estudiantil comenzaron a ser cosa del pasado, para los estudiantes, familias, personal docente y administrativo del Instituto de Alajuela y del Colegio Nocturno Miguel Obregón Lizano

La semana pasada iniciaron las demoliciones que darán paso a las nuevas instalaciones de estos dos importantes centros educativos. El Instituto de Alajuela, centro educativo emblemático para todas y todos los alajuelenses y benemérito de la educación costarricense.

Con una población de 2.500 estudiantes que asisten al Instituto de Alajuela en horario diurno y al Colegio Nocturno Miguel Obregón Lizano por las noches, esa casa de estudio inició gestiones hace casi una década, a fin de subsanar los problemas de infraestructura que vienen arrastrando desde entonces.

Es hasta ahora que el esfuerzo y perseverancia de sus estudiantes, directores y Juntas de Educación a través de los años, dan como resultado que una inversión de 4.300 millones, que serán destinados a la reconstrucción así como a obras de mejora y mantenimiento en la totalidad sus pabellones, talleres y áreas deportivas, es decir, en las dos manzanas que comprenden sus instalaciones.

"Nos sentimos sumamente honrados por atestiguar el inicio de un proyecto tan anhelado y merecido para la comunidad de Alajuela. Cuánta alegría y esperanza representa ver cómo las obras por las que tanto han luchado, finalmente arrancan, sin más dilaciones, para brindar a la estudiantes, docentes, personal administrativo y padres de familia, un espacio acorde a la calidad de la educación con que estamos comprometidos", comentó el Presidente de la República, Luis Guillermo Solís Rivera. 2

ETAPAS DEL PROCESO CONSTRUCTIVO

Las obras de renovación del Instituto se desarrollaran en dos grandes etapas, para las que el centro se estará preparando a fin de que las demoliciones y la edificación de las nuevas instalaciones, no interfieran en el normal desarrollo del curso lectivo durante el año entrante.

Para Sonia Marta Mora, Ministra de Educación Pública, invertir en la educación es fundamental para preparar a los jóvenes para incorporarse exitosamente a aportar a la sociedad, sin dejar de lado la posibilidad de continuar sus estudios superiores. "Todo esto que hoy inicia, quedará para las generaciones futuras como prueba del compromiso asumido y la mejora permanente en las condiciones educativas que debemos seguir impulsando en todo el país".

La semana pasada iniciaron las primeras demoliciones, que culminarán con un centro educativo totalmente nuevo a mediados del 2018. El proyecto incluye 60 aulas, comedor de dos niveles, laboratorios de cómputo, ciencias, 4 plazoletas, anfiteatro, comedor a dos niveles, soda, gimnasio, cancha techada, soda, taller de industriales, 20 baterías sanitarias (10 para mujeres y 10 para hombres), 6 vestidores (3 para mujeres y 3 para hombres), 4 pasos techados, 3 tanques para agua, 3 rampas de acceso universal, 1 elevador, área de fotocopiado, graderías áreas deportivas, caseta para guarda, cerramiento perimetral.

Además es un proyecto sostenible ya que incluye obras para captación de aguas pluviales, recirculado de aguas en servicios sanitarios y orinales, paneles solares, iluminación LEED y aulas con iluminación natural.

"Tenemos una planificación que nos permitirá mantener habilitadas aulas suficientes para recibir a los estudiantes a medida que las otras áreas estén siendo intervenidas, de forma tal que no se pierdan días de lecciones, ni que los trabajos perjudiquen su integridad física o desempeño", explicó el Director del Instituto de Alajuela, Ricardo Barrantes.

La I Etapa de las obras comprende la remodelación y resanado del sistema electromecánico, así como la construcción de pabellones, gimnasio, cancha techada y un edificio administrativo. Sólo este tracto implica una inversión superior a los 1.812 millones.

Otros 2.382 millones serán empleados durante la II Etapa, que consiste en la continuidad de las obras en pabellones, servicios sanitarios, soda institucional, entre otros sectores.

Estas inversiones se suman los 185 millones que el centro educativo recibió en el 2015, para financiar algunas reparaciones que se hicieron en aquel momento.

TRAYECTORIA EDUCATIVA

El Colegio Miguel Obregón Lizano, inaugurado el 4 de abril de 1951, fue el primer colegio nocturno oficial del país. Este año cumplió 66 años en servicio, brindando una valiosa oportunidad de educación a estudiantes que trabajan durante el día, así como a padres y madres que sólo pueden estudiar en la noche.

El Instituto de Alajuela, más antiguo aún, fue inaugurado el 12 de febrero de 1887. Cuanta con 130 años de trayectoria. En 1962 se inaugura las instalaciones actuales y en 1997 la Asamblea Legislativa lo declara "Institución Benemérita y Centenaria de la Educación Costarricense".

"El Instituto de Alajuela y el Colegio Miguel Obregón, son dos instituciones de valor histórico en la provincia. Aquí no sólo vienen estudiantes del cantón central de Alajuela, sino también de prácticamente todas las comunidades circunvecinas. Estoy seguro que con esta renovación, serán más los estudiantes que vengan a matricularse con nosotros y que todos nuestros graduados se sentirán orgullosos; será un estímulo importantísimo para la moral e identidad institucional", comentó el Director Barrantes